jueves, 2 de julio de 2009

morir joven

Resulta que se nos fue Michael Jackson, aunque en mi opinión al tipo lo habíamos perdido hace muchos, pero muchos años.

A veces creo que a los ídolos les conviene morir jóvenes. Tal vez Pedro Infante hubiera terminado gordo, arrugado y alcohólico; o James Dean pelón, panzón y acabado por las drogas.

Y a sus fans nos ahorran la pena de verlos como hoy tenemos que ver a Maradona o como al final vimos a este negro, que acabó siendo blanco y cuyo rostro no reconocía ni él mismo.

Cualquiera debería aprender a envejecer con dignidad. Pero cuando eres una figura pública, e incluso el ídolo de millones, esa pérdida del sentido, la decencia y hasta la propia esencia se agrava.

Así fan, fan, lo que se dice fan de Michael Jackson no fui nunca. Por supuesto que el video de “Thriller” es una marca inequívoca de mi generación, con todo y su chamarra roja que era LA ONDA. Me traiciona la edad pero lo mejor que le recuerdo es “Beat it”, “Billi Jean” y no mucho más… Ya en la modernidad pues “Black or White”, con la que me parecía muy irónico que alguien que dejó ir millones de dólares y buena parte de su salud por cambiar la pigmentación de la piel ahora cantara “doesn’t matter if you’re black or white”.

Yo no lloré su muerte, ni siquiera me impactó. Me impacta más que sobreviviera tantos años en tan deplorables condiciones físicas y psicológicas. En cambio me aportó momentos de hilaridad con todos los comentarios y chistes que surgían en twitter, facebook, mails y cualquier otro medio de comunicación, sobre el suceso. Los reproduciría, pero mi memoria es muy mala y creo que ya caducaron.

Sé que miles de personas habían comprado boletos para su próxima gira. A mí ni por accidente se me habría ocurrido, creo que iba a salir al escenario más bien a dar un poco de lástima. Dicen que ahora el problema lo tiene su representante, si tiene un poco de imaginación mercadológica ya anda organizando el homenaje que se presentará en las mismas fechas, a falta de estrella que haga el show.

En fin, si fue un referente de la música pop a nivel mundial, supongo que sí. Marcó época pues también. No hay persona en el mundo que no haya escuchado de él, lo reconozco, aunque muchos haya sido ya por los desfiguros de operarse la nariz hasta no tener cartílago, de balancear a su hijo de meses en un balcón o los rumores sobre su afición por los infantes. El caso es que hoy en día siento que el mundo no perdió nada con su muerte, excepto la capacidad de Internet de arrojar resultados de búsquedas durante un buen rato…

Insisto, creo que a veces a los ídolos les conviene morir jóvenes…

1 comentario:

Boris la Araña de Marte dijo...

nótese que las iniciales de este post concuerdan con las iniciales del rey del pop.